BITÁCORA. Doña Pascuala Gómez Hernández, San Andrés Larráinzar.

Hermosa Doña Pascuala con su peinado atado encima de su rostro, señal de un cargo religioso en su pasado.

Hermosa Doña Pascuala con su peinado atado encima de su rostro, señal de un cargo religioso en su pasado.

Doña Pascuala tiene 55 años y vive en Chichelalhó, municipio San Andrés Larráinzar, Chiapas. Ella aprendió a brocar y tejer cuando era niña. Un día le preguntó a una señora que sabía hacer blusas y brocados si le podía enseñar porque su mamá murió cuando ella tenía 6 años. Su brocado favorito es el tradicional porque es el que no se pierde con los años.

El patrón de brocado (trama suplementaria) tradicional de San Andrés Larráinzar está llena de simbolismos. Doña Pascuala nos describe mariposas, monos, orugas y puntas mientras va tejiendo.

El patrón de brocado (trama suplementaria) tradicional de San Andrés Larráinzar está llena de simbolismos. Doña Pascuala nos describe mariposas, monos, orugas y puntas mientras va tejiendo.

Pascuala tiene un huipil con este brocado pero sólo lo usa para las fiestas. Las personas con cargos en la iglesia los usan. Los antepasados lo usaban diario, ahora ya no porque lleva mucho trabajo artesanal.

Doña Pascuala acomoda su cabello varias veces al día con ágiles y precisos movimientos.

Doña Pascuala acomoda su cabello varias veces al día con ágiles y precisos movimientos.

El peinado de Doña Pascuala consiste en dos mechones enrollados de abajo hacia arriba en forma de corona y anudados al centro por la parte superior. En su peinado lleva un hueso de pollo que funciona al mismo tiempo para sostener el cabello y de herramienta para tejer los brocados en el telar.

Un hueso de pollo sirve al mismo tiempo para sostener el peinado que para dar volumen al brocado durante el tejido.

Un hueso de pollo sirve al mismo tiempo para sostener el peinado que para dar volumen al brocado durante el tejido.

Para el cojín del proyecto Hilos de Sabiduría Pascuala decide inspirarse en el traje de una Virgen en la iglesia de San Andrés. La figura religiosa lleva un vestido con el brocado tradicional y está decorada con listones en color verde. Andrea Velasco, la diseñadora invitada al proyecto, la apoya en la interpretación de esta idea colocando los listones en los laterales del cojín.

La inspiración de Doña Pascuala es el atavío de una Virgen en la iglesia de San Andrés. La foto fue tomada a escondidas de las autoridades pues por lo general son muy celosos de sus iconos.

La inspiración de Doña Pascuala es el atavío de una Virgen en la iglesia de San Andrés. La foto fue tomada a escondidas de las autoridades pues por lo general son muy celosos de sus iconos.

Esta hermosa figura de una Virgen ataviada con textiles es la inspiración central del cojín de Doña Pascuala. La foto fue tomada a escondidas de las autoridades quienes son muy celosos de las imágenes de la iglesia.

Trabajando en colaboración con la diseñadora Andrea Velasco, Doña Pascuala logra definir el diseño final para su pieza.

En la segunda visita a la comunidad, Pascuala continuaba tejiendo su cojín. ¡Vaya que es un brocado elaborado! Su hija Ignacia la apoya en las decisiones y detalles más finos de costura. Estamos ansiosos de ver el resultado final. 🙂

Las artistas.

Cinco bellas mujeres de la tercera edad se reunieron el pasado 24 de mayo en las oficinas de Chamuchic en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas para escuchar las bases y decidir su participación en el proyecto Hilos de Sabiduría. Un ejercicio de sensibilización en el que platicamos sobre los temas de ayudar, la salud, el bienestar y el compartir. ¡Estamos listas!

Pascuala Gómez Hernández

IMG_3682

Tiene 55 años de edad y vive en San Andrés Larráinzar. Quedando huérfana muy pequeña, Doña Pascuala aprendió a tejer desde su propia iniciativa gracias a una señora experta en el tejido y brocado tradicional. Hoy en día además de realizar las tantas actividades de toda madre y abuela, Doña Pascuala disfruta realizando el complejísimo brocado tradicional que llevan los huipiles de fiesta al igual que la vestimenta de los santos patronos.

María Hernández Hernández

IMG_3690

Tiene 64 años y vive en Chichelalho, comunidad pequeña dentro de San Andrés Larrainzar. En esta región se teje con un brocado muy geométrico y simbólico. Muy orgullosa mexicana, Doña María nos comparte su espíritu patriota con su trabajo, el cual ella realiza con tanta dedicación.

Sebastiana Díaz Díaz

IMG_3735

Tiene 66 años de edad y vive en Crucero, una pequeña comunidad que pertenece al municipio de San Juan Chamula. Las mujeres chamulas se identifican por sus increíbles prendas de lana que representan una de las actividades principales de la región: el tejido en lana totalmente artesanal. Siempre agregando un toque de creatividad en sus creaciones Doña Sebastiana junto con sus cuatro hijas continúa trabajando este arte tan especial.

María González López

IMG_3723

Tiene 55 años y vive en Zinacantán. Doña María es perseverante y exigente en su trabajo, pues la venta de productos textiles ha significado un ingreso para su familia y para vender exitosamente ella siempre ha combinado el buen gusto con la tradición. En esta ocasión Doña María nos da a conocer una técnica prehispánica de tejido emplumado, utilizada en los vestidos de novia tradicionales de Zinacantán.

Magdalena Gómez Pérez

IMG_3709

Tiene 59 años y vive en Zinacantán, una de las comunidades más innovadoras dentro de su propio estilo y tradición. Ahora mismo el traje de moda en Zinacantán está casi totalmente cubierto de flores bordadas, sin embargo no siempre ha sido así. Doña Magdalena es una mujer experta en el tejido y aprovecha la oportunidad del concurso para recuperar una moda antigua mezclándola con el estilo contemporáneo de su comunidad.

Hilos de Sabiduría.

IMG_7812

Hilos de Sabiduría es un hermoso proyecto de colaboración entre mi amigo  Marco Espinosa y yo, reunidos por la noble causa de Linda Cababie. Es la primera vez en más de 15 años de amistad que tenemos oportunidad de trabajar juntos. Un mágico momento de coincidencia en el que ambos hemos encontrado y utilizado la “belleza” como un medio valioso para generar felicidad y dignidad en las personas con quienes trabajamos.

Marco y Claudia

Marco es peluquero independiente, desde hace 22 años trabaja en su maravilloso estudio ambientado en los años 50’s dando forma y personalidad a las cabezas de artistas, diseñadores, emprendedores y bohemios con onda en la Ciudad de México. En 2013 echó a andar el proyecto “Belleza para la Sabiduría” a través del cual realiza visitas periódicas en centros de cuidado y reposo para adultos mayores donando un día de su tiempo para cortar, peinar y apapachar a tantos ancianos que habitan en estos espacios. Un proyecto bellísimo que dibuja sonrisas y revitaliza almas a través del cariño y las manos mágicas de Marco, así como se convierte en un espacio muy especial para él para escuchar y compartir con hermosas personas de pelo blanco.

Tira de fotos

Yo soy Claudia, diseñadora textil, amante de la moda, y últimamente llamada emprendedora social. Durante 8 años trabajé en la industria de la moda en la Ciudad de México y en 2008 sin razón aparente decidí mudarme a San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.  Encantada con el trabajo textil artesanal, me he dedicado a él desde el 2010 trabajando con grupos de artesanas en el desarrollo de capacidades y nuevos productos. Tengo una línea de accesorios, bolsos y prendas hechas a mano por algunas de estas mujeres que comercializo bajo la marca Chamuchic. En la convivencia diaria con las artesanas he encontrado que la belleza ofrece un respiro de felicidad y una inyección de dignidad en el contexto de pobreza y discriminación en el que viven. Es así como surgió la idea de la campaña publicitaria de Chamuchic del 2014: Belleza y Dignidad realizada en conjunto con la agencia Index Buró Creativo. Siete mujeres de distintas edades y comunidades posan sonrientes con sus prendas originales muy al estilo de una campaña de moda con fondos de colores y luces de estudio.

Campaña Belleza y Dignidad. Chiapas, 2013.

Campaña Belleza y Dignidad. Chiapas, 2013.

El proyecto “Hilos de Sabiduría” no sería posible sin Celia Daniel, cliente y amiga de Marco y miembro activo de la Fundación Duerme Tranquilo, un grupo de poderosas  mujeres representantes de los patronatos de 4 instituciones de salud públicas que unen esfuerzos en la realización de actividades de recaudación para apoyar causas importantes de salud para niños.

Fundación Duerme Tranquilo

La Fundación Duerme Tranquilo realiza cada año una subasta de cojines diseñados por artistas y personalidades destacados y este año Linda nos invita a trabajar en equipo con nuestros proyectos en la creación de una pieza que justamente llevará el nombre de este proyecto: Hilos de Sabiduría. Fue inevitable para ella pensar en el trabajo que hacemos tanto con personas de la tercera edad como con las artesanas en Chamuchic y bastó una reunión entre los tres para echar a volar nuestra imaginación e ingeniar este hermoso proyecto. Los ingredientes ya estaban sobre la mesa: mujeres artesanas, sabias y poderosas, textiles, tradición, cabellos blancos, y sobretodo BELLEZA. La belleza nuevamente planteada como medio para dignificar, y ahora también para ayudar.

Marco, Linda y Claudia

Marco Espinosa, Claudia Muñoz y Linda Cababie.

Hilos de Sabiduría invita a 5 mujeres artesanas mayores de 55 años (y de cabellos blancos) de las comunidades de Zinacantán, San Juan Chamula y San Andrés Larráinzar en Chiapas a diseñar un cojín de 45 x 45 cm. A diferencia de los cojines que realizan bajo pedido o diseño de un cliente, tienen libertad absoluta para tejer, bordar, aplicar o intervenir elementos tradicionales de sus comunidades. Cada mujer recibirá un pago por encima del precio justo de acuerdo con estándares locales de comercio ético, y sólo una tendrá un premio adicional si su cojín es seleccionado como ganador. Todas las mujeres reconocen estar emocionadas con el concurso y sobretodo de poder aportar con su belleza y sabiduría a una causa noble como la salud infantil. Estamos acostumbradas a que nos apoyen a nosotras, ahora nos toca ayudar. 🙂

Fila alta de izq a der: Ignacia Pérez Gómez en representación de su mamá Doña Pascuala (San Andrés Larráinzar), Doña Magdalena y Doña María (Zinacantán) y yo. Fila de abajo: Doña María (San Andrés Larráinzar y Pascuala en representación de Doña Sebastiana (San Juan Chamula)

Fila alta de izq a der: Ignacia Pérez Gómez en representación de su mamá Doña Pascuala (San Andrés Larráinzar), Doña Magdalena y Doña María (Zinacantán) y yo. Fila de abajo: Doña María (San Andrés Larráinzar y Pascuala en representación de Doña Sebastiana (San Juan Chamula)

En el equipo de apoyo local contamos con la diseñadora de modas Andrea Velasco, recién egresada del Instituo Polimoda en Florencia, Italia. Andrea está encargada de apoyar en la costura y cuidar la calidad en la interpretación de las locuras y sueños textiles de las mujeres.

Andrea, quien más adelante nos compartirá sus notas de bitácora ;)

Andrea, quien más adelante nos compartirá sus notas de bitácora 😉

Hilos de Sabiduría busca continuar con este viaje de descubrimiento del concepto de belleza alejado de los estereotipos superficiales y acercándolo hacia un medio generador de felicidad y dignidad para personas en situaciones vulnerables. ¡No podemos esperar más para conocer los resultados!